domingo, 17 de abril de 2011

La Cuadratura del Círculo.

El Circulo es el emblema del Universo o del cosmos, de la sucesión eterna de los seres alimentada por la vida y por la muerte y el cuadrado o la cuadratura señala los principios que los destruyen o regeneran.
Según mi entender tenemos lo espiritual (el circulo) albergando lo material (el cuadrado) en perfecta y notable armonía, y es que desde el sublime grado de maestro nos vemos invitado a trascender lo espiritual en conjunción con lo material para cumplir la obra encomendada de edificar nuestro templo interior, si la parte material prevalece en nuestra vida se rompe el fino equilibrio del irracional problema de la cuadratura del círculo y digo irracional por lo irresoluble que es este en este plano, pero ante la elevación del ser su perfecta conjunción entre este plano y lo espiritual dan respuestas a las acertadas enseñanzas sobre el hombre y su difícil transitar por las sendas del camino iniciático, tales enseñanzas son presentadas levantando el sublime velo del hermetismo sagrado de nuestra institución con la invitación a conocernos a nosotros mismo, porque el que se conoce a sí mismo, a la naturaleza, a su creador, y al espíritu que le sirve de intermediario es Maestro Perfecto.
Una interpretación más clara que me sirvió de mucho para entender este complicado tema, fue la proporción sin duda elevada establecida en el esoterismo del Hombre de Vitrubio. Leonardo da Vinci realiza una visión del hombre como centro del Universo al quedar inscrito en un círculo y un cuadrado. En él se realiza un estudio anatómico buscando la proporcionalidad del cuerpo humano, el canon clásico o ideal de belleza, manteniendo el equilibrio entre lo material y espiritual representados por el cuadrado dentro del círculo y la sobreexposición del hombre dentro de la dualidad. Esta figura también está relacionada simbólicamente con la estrella de cinco puntas, símbolo bien estudiado en el grado 2 del simbolismo, que en algunas culturas antiguas representaría a Sirio y para Pitágoras tendría un significado hermético como emblema de la perfección.
Las cinco puntas de la estrella representan los cuatro elementos constitutivos del mundo (Fuego, Tierra, Aire y Agua), equilibrados por el quinto (Éter o Quintaesencia). El hombre que aparece en el interior de dicha estrella sería un ser puro, el “Ser de Luz”. Su forma surge de la suma del tres masculino, y el dos, cifra femenina evocadora del principio de dualidad. Estos valores simbolizan la esencia del ser humano dentro del Universo, representado por el círculo. De este modo, se genera una unión íntima entre cuadrado y círculo, dos figuras geométricas en las cuales las proporciones humanas son perfectamente inscribibles.
El cuadrado corresponde a la tierra y a la materialidad, mientras que el círculo denota el cielo y la espiritualidad. Su unión se interpreta como una gran síntesis: la coincidentia oppositorum (coincidencia de los opuestos), que representa la realización de la Gran Obra, cuyo símbolo es la Cuadratura del Círculo.
El esoterismo atribuye al pentáculo con la punta orientada hacia arriba un enorme poder ritual por todas estas correspondencias. La gran innovación de Leonardo está en haber superpuesto, en el mismo dibujo, la figura humana, la estrella de cinco puntas o pentáculo estrellado, y la fusión del círculo y el cuadrado, en una poderosa síntesis que representa al Hombre Universal (microcosmos) como centro del Cosmos (macrocosmos). Estamos ante una expresión plástica del Adán Kadmon, que se superpone al Árbol de la Vida cabalístico como emblema de la Creación.
La cuadratura del círculo que se representa en este grado es una nueva invitación a desarrollar la espiritualidad de la mano con los progresos materiales en este plano. Solo conociéndonos a nosotros mismo encontraremos las respuestas porque todo obedece a una causa y toda causa tiene un efecto.

Josher González

1 comentario:

Anónimo dijo...

excelente apreciacion frater.