domingo, 6 de septiembre de 2009

El Camino Espiritual

El Camino Espiritual

En estos tiempos tan difíciles, de duras pruebas, se acentúa, más aun el deseo de superar las barreras de lo material y lo espiritual.

El camino iniciatico en este planeta requiere de una obra titánica de mucho valor y esfuerzo por integrarse con el trabajo espiritual que verdaderamente se refleje en la conducta del que pretende llevar una senda enfocada en el desarrollo de las facultades internas mas allá de este plano material.

A través de los tiempos han existido infinidades de escuelas filosóficas, esotéricas e iniciaticas y hoy a través de un neo esoterismo han redimensionado las bases y preceptos de muchas de ellas y otras mas ortodoxas siguen manteniendo su perfil original desde sus inicios muchos años atrás.

Las nuevas escuelas en su mayoría son mas de lo mismo y no pretendo descalificar el trabajo ajeno ya que esa tarea no me compete, pero al pasar por algunas de estas en mi incesante camino de búsqueda me he sorprendido cuan fácil se desvirtúa el conocimiento y se coloca a favor de un grupo y lo mas peligroso como se utiliza esas luces para crear focos de fanatismo seudo religioso que mansilla lo que verdaderamente es una escuela de luz y terminan convirtiéndose en sectas que manipulan la sed de conocimiento y paz que requieren los espíritus que encarnan en este plano, causando mucho daño a quienes tocan sus puertas.

Las escuelas antiguas en su mayoría sumergidas en presectos ortodoxos y de un mar de conocimiento ancestral brindan mucha teoría y poca practica, terminando convertidas en clubes de lectura y debates mediocres sobre temas distantes de lo que originalmente es la esencia del estudio iniciatico.

Ante estas adversidades se enfrenta el iniciado, dura lucha que debe tener pues quien se perfile a emprender la marcha por el camino espiritual, en donde la mayoría que logra triunfar y reunir un modesto nivel de conocimiento y sobre todo practicar lo que aprende y logra dominar los vicios terrenos y eleva templos a las virtudes, lo hace como autodidacta cuando comprende una máxima del camino iniciatico que es “El trabajo espiritual es individual”.

Una vez que el iniciado toma por si mismo las herramientas y logra emprender la lucha interna contra quienes lo han dominado recibe mucha ayuda y siente la necesidad de seguir adelante con ese deber de crecer y adquirir mas grados en el camino espiritual.

Cuando este comprende que los meritos y los grados son internos podemos llamarlo maestro, no por una jerarquía material o espiritual, sino que con su mismo ejemplo se convierte en faro dador de luz y recibe a otros que muchas veces sin saberlo se convierten en sus discípulos con solo seguir su ejemplo.

La lección mas importante en el estudio iniciatico es primero que nada encarnar la humildad vivir con rectitud y practicar la verdadera religión que es el amor al prójimo y para con nosotros mismos.

El tiempo en cada existencia es efímero comparado con los años del universo, así que esta tarea debe empezar de una vez mas cuando el mundo como lo conocemos ha empezado a cambiar, y debemos convertirnos en misioneros de luz para lograr recorrer el camino por el cual decidimos encarnar en este planeta.

Luz y progreso, paz y amor.

Josher González

No hay comentarios: